Siempre se habla de lo importante que son tus clientes, y ciertamente lo son, pero, ¿has pensado en tus colaboradores? Ellos son tu primer cliente, y son los principales embajadores de tu empresa. Es importante que estén actualizados y que exista un ambiente armonioso entre todos. Para alcanzar tus objetivos, tendrás que capacitarlos en diversas áreas. La gran pregunta es ¿cómo hacerlo?, ¿existe una fórmula mágica para lograrlo? Ciertamente, no; todo debe ajustarse a las necesidades de tu organización. Sin embargo, existen ciertas formas para hacerlo de la mejor manera

Invertir en tus colaboradores es la mejor inversión

El éxito o el fracaso de tu compañía está relacionado directamente con tu personal. Por ello, debes procurar de que todos, tanto los nuevos como aquellos que llevan años en la empresa, tengan las mismas herramientas y conocimientos. Para alcanzarlo, detecta qué necesita tu empresa. Una forma de hacerlo es a través de las evaluaciones organizacionales, en las habilidades que necesites desarrollar. De esta forma, podrás hacerte una idea de cuál es la situación dentro de tu compañía.

Clasifica y jerarquiza

Luego de obtener estos insights, podrás clasificar y jerarquizar. Esto es importante, pues te ayudará a determinar qué entrenamientos son más urgentes, quiénes los deberán tomar, cuándo lo harán y de qué forma. Imagínate que estás a punto de cambiar un sistema o proceso organizacional y necesitas que todos tus colaboradores lo aprendan. Lo primero que puedes pensar, es que no podrás capacitarlos al mismo tiempo. Por eso, tendrás que calendarizarlo y establecer quién necesita saber qué; recuerda utilizar diferentes metodologías de aprendizaje que se adapten a las necesidades de tu organización.

Siempre se habla de lo importante que son tus clientes, y ciertamente lo son, pero, ¿has pensado en tus colaboradores? Ellos son tu primer cliente, y son los principales embajadores de tu empresa.

Establece objetivos y estrategias

No puedes capacitar a tus colaboradores sin una meta clara. ¿A dónde quieres llegar ?, ¿Cómo lo vas a hacer? Para esto debes contemplar qué opciones hay, los costos, el tiempo que llevará y los resultados que esperas. ¿Qué servicio se ajusta más a tu compañía? Quizá quieras un programa que ayude a desarrollar la inteligencia emocional o la resolución de problemas a través de la metodología Lego© Serious Play, o el desarrollo de habilidades en gestión de proyectos. Una vez establezcas tus objetivos y estrategias, recuerda integrar un centro de capacitación que responda a tu cronograma con las fechas, los temas y los equipos que requieras.

Evalúa los resultados 

Cuando pensamos en capacitación, no podemos olvidar el retorno de inversión. ¿Fue lo que esperabas?, ¿cómo se sienten tus empleados?, ¿hay una mejora? No esperes a que la capacitación termine para revisar si funcionó, también hazlo durante. Tus colaboradores se sentirá valorado, con lo cual aseguras su fidelidad y compromiso. Esto, además, otorgará mayor estabilidad a tu empresa, pues evitarás las rotaciones continuas.

En un mundo tan demandante y acelerado como el actual, necesitas personas capacitadas para enfrentar los cambios. Así como te preocupas por la experiencia de tus clientes, también debes hacerlo por la de tus empleados. El cambio de cultura organizacional no es un gasto, sino una inversión que garantizará tu crecimiento y éxito de tu empresa.

 

Conoce cómo podemos mejorar el desarrollo organizacional a través de soluciones innovadoras para el aprendizaje de nuevas habilidades. Sé diferente, cambia tu historia con ITLearning y suma tu equipo a los más de 100 mil profesionales capacitados en estos 21 años.